Skip to Content

“Una montaña que sigue creciendo”: lo que debes saber sobre los desechos electrónicos que dejan tus dispositivos

Rocío Muñoz-Ledo

(CNN) — Si tienes uno o más cajones llenos de aparatos y cables viejos, no estás solo.

Décadas de presión del sector tecnológico para “innovar o morir” han dado lugar a una larga lista de productos tecnológicos domésticos útiles y llamativos, pero muchos de estos mismos dispositivos también necesitan ser reemplazados casi al mismo ritmo (rápido) que surge la nueva tecnología.

El resultado de esta llamada obsolescencia programada, combinada con un número limitado de opciones para reparar dispositivos más viejos a lo largo de los años, es un tsunami de desechos electrónicos, también conocidos como e-waste. Y las consecuencias van mucho más allá del dolor de cabeza de averiguar qué hacer con el desorden escondido dentro de su hogar.

“La obsolescencia programada simplemente lo empeora. La gente ahora espera obtener una computadora nueva cada tres o cuatro años, un teléfono nuevo cada dos años”, dijo Jim Puckett, director ejecutivo de Basel Action Network, un grupo de vigilancia de desechos electrónicos con sede en Seattle. “Es una montaña que sigue creciendo”.

Apple permitirá a los usuarios de iPhone reparar sus propios dispositivos

Los datos más recientes de Naciones Unidas indican que el mundo generó la asombrosa cantidad de 53,6 toneladas métricas de desechos electrónicos en 2019, y solo el 17,4 % de eso se recicló. La carga y los daños de los desechos electrónicos a menudo recaen en los países en desarrollo. La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. estima que una “cantidad indeterminada de productos electrónicos usados ​​se envía desde Estados Unidos y otros países desarrollados a países en desarrollo que carecen de la capacidad para rechazar importaciones o manejar estos materiales de manera adecuada”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el año pasado que la eliminación y el procesamiento de desechos electrónicos en aumento pueden causar una variedad de “impactos adversos en la salud infantil”, incluidos cambios en la función pulmonar, daños en el ADN y un mayor riesgo de algunas enfermedades crónicas como el cáncer y enfermedades cardiovasculares más adelante en la vida.

Además, hay más de 18 millones de niños y adolescentes “participantes activamente” en la industria informal de procesamiento de desechos electrónicos, advirtió la OMS. Los niños y adolescentes a menudo se utilizan para recorrer montañas de desechos electrónicos en busca de materiales valiosos como el cobre y el oro “porque sus pequeñas manos son más diestras que las de los adultos”, dijo la OMS.

El tema de los desechos electrónicos “tiene que ver con la justicia ambiental a nivel mundial”, dijo Puckett. “Se trata de evitar que los países ricos descarguen sus desechos y tecnologías sucias en los países en desarrollo”.

Un hombre se sienta frente a desechos electrónicos de computadoras en un taller en Nueva Delhi, India, en julio de 2020.

La creciente crisis ambiental ahora llama la atención de los legisladores de Europa a Estados Unidos, así como de las comunidades en los países en desarrollo donde históricamente los desechos electrónicos se han deslocalizado.

Los funcionarios de la UE aprobaron el mes pasado una nueva ley que requiere que todos los teléfonos y dispositivos electrónicos usen un cargador estándar independiente de la marca, con el potencial de limitar la cantidad de cables diferentes que el consumidor promedio necesita tener. Tres legisladores estadounidenses progresistas instaron en una carta a Estados Unidos a hacer lo mismo.

Los senadores Ed Markey, Elizabeth Warren y Bernie Sanders dijeron que la nueva política de la UE “tiene el potencial de reducir significativamente los desechos electrónicos y ayudar a los consumidores que están cansados ​​de tener que hurgar en cajones llenos de cargadores enredados para encontrar uno compatible, o comprar uno nuevo”, en una carta dirigida al secretario de Comercio de Estados Unidos. Los senadores aludieron al polémico tema bipartidista de “enfrentarse a poderosas empresas de tecnología” en interés de los consumidores y el medio ambiente.

Sin embargo, por ahora, la regulación en torno a los desechos electrónicos existe principalmente a nivel estatal y hay pocas señales de que la política federal avance en el futuro cercano. En su ausencia, la responsabilidad sigue recayendo en los consumidores — y las empresas — para tomar la iniciativa y encontrar mejores formas de lidiar con los dispositivos electrónicos obsoletos.

Qué pueden hacer los consumidores y las empresas al respecto

Cuando Corey Dehmey trabajaba en departamentos de TI corporativos, tenía que averiguar qué hacer con cientos de computadoras de la empresa que ya no estaban actualizadas. Ahora, como director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Sustainable Electronics Recycling International (SERI), es parte de un grupo que intenta abordar la crisis de los desechos electrónicos reforzando la cooperación entre el gobierno, el sector privado y los consumidores.

¿Quieres ayudar ante la crisis climática? No tires tu iPhone viejo, repáralo

“Los desechos electrónicos son el resultado de no planificar el producto a lo largo de su ciclo de vida”, dijo Dehmey. “Solo estamos reaccionando a un problema que creamos hace años. Entonces, si queremos estar al frente de esto, tenemos que pensar en estas cosas desde el principio: lo que estamos diseñando y lo que nosotros como consumidores también estamos comprando”.

Para hacer eso, SERI introdujo y supervisa sus propios estándares de certificación para el reciclaje de desechos electrónicos que aseguran que las instalaciones eliminen adecuadamente los desechos electrónicos. También organiza eventos para empresas y otras partes interesadas y participa en actividades de promoción para presionar a las empresas y los gobiernos para que adopten enfoques más sostenibles en el desarrollo de productos electrónicos.

“Tenemos que encontrar formas de usar [un dispositivo electrónico] por más tiempo, repararlo, reutilizarlo”, dijo Dehmey, señalando que esto requerirá cambios de mentalidad tanto de los consumidores como de las empresas.

En los últimos meses, ha habido algunos motivos para el optimismo en este frente. El aumento de los desechos electrónicos ha llevado a una mayor presión sobre los fabricantes para que alivien las restricciones sobre los dispositivos de reparación para particulares y talleres de reparación independientes en un impulso conocido como el movimiento del “derecho a reparar”. El año pasado, el presidente Joe Biden aprobó una orden ejecutiva que ordenaba a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) que emitiera reglas que exigieran a las empresas permitir las reparaciones de bricolaje, y la FTC se comprometió a “erradicar” las restricciones de reparación ilegal.

Ahora, un puñado de empresas de tecnología ha lanzado iniciativas para ayudar a reparar dispositivos viejos. A principios de este año, Apple y Samsung lanzaron sus tiendas de reparación de autoservicio, que ofrecen repuestos para los usuarios que buscan reparaciones para sus teléfonos inteligentes. Google también prometió que las piezas para reparar teléfonos Pixel estarán disponibles para el público a finales de este año.

Un mar de desechos electrónicos apilados a casi 2 metros de altura cubre el paisaje en Westmoreland Cleanways and Recycling, en Unity, Pensilvania, el viernes 24 de marzo de 2017.

También han surgido varias coaliciones en los últimos años para brindarles a los consumidores la opción de deshacerse de sus dispositivos de manera responsable. Puckett ayudó a lanzar la iniciativa de reciclaje de desechos electrónicos e-Stewards, por ejemplo, que certifica y audita a los recicladores de productos electrónicos para asegurarse de que se deshagan correctamente de los desechos electrónicos utilizando “estándares muy rigurosos”.

Con esta herramienta, los consumidores pueden buscar centros de reciclaje cercanos. SERI también ofrece una herramienta en línea para encontrar un centro de reciclaje certificado.

Jeff Seibert, el jefe provocador (sí, ese es su título real) en SERI, también recomienda a los consumidores consultar con su municipio local para ver si tienen un plan designado para reciclar desechos electrónicos. Un puñado de minoristas de Estados Unidos, incluidos Staples y Best Buy, también tienen programas que permiten a los consumidores traer desechos electrónicos para reciclar en ausencia de una infraestructura más amplia. Otras empresas, incluida Apple, tienen programas para ofrecer créditos o reciclaje gratuito a cambio de intercambiar dispositivos usados.

Antes de optar por donar o reciclar productos electrónicos usados, la EPA recomienda considerar actualizar el hardware o el software de una computadora en lugar de comprar un producto nuevo. Si decide reciclar, la EPA insta a los consumidores a retirar las baterías que deban reciclarse por separado. La agencia dice que reciclar un millón de computadoras portátiles ahorra la energía equivalente a la electricidad utilizada por más de 3.500 hogares estadounidenses en un año. Por cada millón de teléfonos celulares que se reciclan, la agencia dice que se pueden recuperar 35.000 libras de cobre, 772 libras de plata, 75 libras de oro y 33 libras de paladio.

Aparte de estas opciones, Seibert simplemente insta a los consumidores a que empiecen a pensar en la electrónica como pensamos en los autos: no tiramos nuestros vehículos a la basura cuando necesitamos neumáticos nuevos o si se rompe el parabrisas.

“Todo el mundo quiere hacer lo correcto”, dijo Seibert. “Así que tenemos que darles los recursos para poder hacer eso, y eso todavía es un trabajo en progreso”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN en Español

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KYMA KECY is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content