Skip to Content
Noticias CNN

Los mejores y peores países en la encuesta de educación global de la OCDE: ¿cómo está América Latina?

(CNN) — Los adolescentes de algunas de las regiones más ricas de China están superando a sus pares en los países más ricos del mundo en lectura, matemáticas y ciencias, según los nuevos resultados de un estudio de educación global.

La encuesta encontró que los estudiantes de 15 años de Beijing, Shanghái y las provincias orientales de Jiangsu y Zhejiang obtuvieron el puntaje más alto en las tres materias básicas, logrando la calificación más alta de nivel 4.

Los estudiantes de Estados Unidos se clasificaron en el nivel 3 para lectura y ciencias, y en el nivel 2 para matemáticas, mientras que los adolescentes de Gran Bretaña obtuvieron una clasificación de nivel 3 en las tres categorías.

Los hallazgos son parte de la Evaluación de Estudiantes Internacionales del Programa 2018 (PISA), un criterio global de los sistemas educativos que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) toma cada tres años, una agrupación de las economías más ricas del mundo.

Singapur ocupó el primer lugar en la encuesta de 2015 y ocupó el segundo lugar este año, aunque la diferencia en su puntaje en comparación con las cuatro regiones de China no se consideró “estadísticamente significativamente diferente”, según el estudio.

Los hallazgos en América Latina

Por América Latina, los estudiantes de los países participantes se clasificaron en el nivel 1 y 2 para lectura y ciencias, y nivel 1 para matemáticas. Los países de esta región que participaron fueron Chile, Uruguay, Costa Rica, México, Brasil, Colombia, Argentina Panamá y Perú.

En Colombia el desempeño en lectura disminuyó desde 2015, cuando se hizo la anterior prueba PISA. Sin embargo, su puntaje aumentó en matemáticas y ciencias. Los estudiantes colombianos tuvieron calificaciones más bajas que el promedio de la OCDE en las tres asignaturas a calificar, resultados similares a los de países como Albania, México, República de Macedonia y Qatar.

En Brasil, por su parte, solo el 2% de los examinados llegó a niveles 5 y 6 en al menos una materia, pero en general el país obtuvo menos puntuación que el promedio de los países OCDE y “el estatus socio económico fue un fuerte predictor del rendimiento en lectura, matemáticas y ciencias” en ese país, dijo la OCDE.

Y en México, “un período de rápida expansión de la educación secundaria”, según la OCDE, permitió observar una “estabilidad general en el desempeño” en las pruebas PISA, pues el desempeño promedio se ha mantenido estable en lectura, matemáticas y ciencias.

China, con un desempeño impresionante

El éxito de China en la encuesta probablemente se cuestione debido al hecho de que solo se encuestaron cuatro de las áreas más ricas del país, lo que significa que los resultados no representan con precisión a las decenas de millones de estudiantes que viven en otras partes del país, especialmente las zonas rurales.

En 2012, los resultados de PISA fueron muy criticados por incluir solo a estudiantes en Shanghai como el único representante de China continental, un país de más de mil millones de personas.

La próxima encuesta en 2015 se amplió para incluir cuatro provincias y ciudades: Shanghai, Beijing, Jiangsu y Guangdong. China todavía tuvo un buen desempeño ese año, pero sus puntajes disminuyeron en general en comparación con la encuesta anterior, cuando solo se encuestó a estudiantes de Shanghai.

Los resultados del examen de Shanghai han sido criticados por excluir a los niños migrantes de la ciudad y no ser representativos de la población estudiantil total de la ciudad, lo que la OCDE niega.

Angel Gurría, secretario general de la OCDE, dijo en el prefacio del último informe que el desempeño de las cuatro regiones chinas fue impresionante, ya que sus niveles de ingresos estaban por debajo del promedio de la OCDE.

“Estas cuatro provincias / municipios en el este de China están lejos de representar a China en su conjunto, pero el tamaño de cada uno de ellos se compara con el de un país típico de la OCDE, y sus poblaciones combinadas ascienden a más de 180 millones”, dijo.

“La calidad de sus escuelas hoy alimentará la fortaleza de sus economías mañana”.

En los países de la OCDE, el ingreso disponible neto ajustado por hogar promedio per cápita es de alrededor de 30.500 dólares, según las cifras más recientes disponibles en el Índice Better Life de la organización.

Eso es más de tres veces los niveles equivalentes más altos en China. En 2018, los residentes de Shanghai tenían el ingreso disponible promedio más grande del país con $ 9.100 dólares, informó el periódico estatal China Daily en marzo, citando a la Oficina Nacional de Estadísticas.

No es una competencia

Un récord de 600.000 estudiantes en 79 países y territorios diferentes se presentaron al examen PISA de 2 horas el año pasado, dijo la OCDE.

Los autores del informe enfatizaron que el objetivo no era enfrentar a los países entre sí en competencia, sino más bien “proporcionar información útil a los educadores y formuladores de políticas sobre las fortalezas y debilidades del sistema educativo de su país”.

“Al clasificar países, economías y sistemas educativos en PISA, es importante tener en cuenta el contexto social y económico en el que se lleva a cabo la educación”, encontró el informe.

La encuesta también advirtió sobre algunas tendencias preocupantes mostradas por los principales 36 países de la OCDE.

En la última década, esas naciones aumentaron su gasto en educación en una tasa de más del 15% por estudiante de primaria y secundaria, según los autores de la encuesta. Pero la mayoría de los países no vieron prácticamente ninguna mejora en el rendimiento de sus estudiantes desde que PISA se realizó por primera vez en 2000.

Smartphones y desinformación

Los autores del informe dijeron que el pensamiento crítico y la comprensión lectora son particularmente importantes en la era de los teléfonos inteligentes, por lo que los estudiantes pueden aprende a eliminar la verdad de la ficción.

“En el pasado, los estudiantes podían encontrar respuestas claras y singulares a sus preguntas en libros de texto cuidadosamente seleccionados y aprobados por el gobierno, y podían confiar en que esas respuestas fueran verdaderas. Hoy, encontrarán cientos de miles de respuestas a sus preguntas en línea, y depende de ellos descubrir qué es verdad y qué es falso, qué está bien y qué está mal “, dijo el informe.

“Leer ya no se trata principalmente de extraer información; se trata de construir conocimiento, pensar críticamente y hacer juicios bien fundados”.

Menos de uno de cada 10 estudiantes encuestados en los países de la OCDE podría “distinguir entre hechos y opiniones, basándose en señales implícitas relacionadas con el contenido o la fuente de la información”, dijo el informe.

Las únicas áreas en las que más de uno de cada siete estudiantes demostraron la capacidad de distinguir hechos de opinión fueron las cuatro partes de China, Canadá, Estonia, Finlandia, Singapur y los Estados Unidos.

CNN