Skip to Content

ANÁLISIS | Biden intenta tranquilizar a los estadounidenses mientras aumenta el temor por la variante ómicron

Germán Padinger

(CNN) — Los intentos del presidente Joe Biden por limitar la propagación de la nueva variante ómicron del coronavirus comienzan este lunes con la entrada en vigor de nuevas restricciones en Estados Unidos a los viajes desde Sudáfrica y otros siete países, mientras su gobierno trata de asegurarles a los estadounidenses que están actuando rápidamente para intentar contener la amenaza.

Todavía se desconoce mucho sobre la transmisibilidad de la nueva variante y la eficacia de las vacunas para proteger a los estadounidenses contra ella, pero la administración está intentando adoptar una postura más proactiva que la que adoptó este verano, cuando pareció que la variante delta, muy contagiosa, los tomo desprevenidos. Delta representa ahora representa la inmensa mayoría de los casos en Estados Unidos, y ha frenado los esfuerzos de Biden por devolver al país a la normalidad en el primer año de su mandato.

ANÁLISIS | Por qué la apuesta de Biden para reducir los precios de la gasolina es más una curita que un cambio de juego

En su prisa por pasar la página con la pandemia, Biden predijo un “verano de libertad” al mismo tiempo que la variante delta se afianzaba en Estados Unidos y llegó a proclamar que Estados Unidos estaba “más cerca que nunca de declarar nuestra independencia de un virus mortal” en un acto del 4 de julio.

Teniendo en cuenta estos errores, Biden pasó la noche del domingo reunido con sus asesores y tiene previsto hablar este lunes sobre la situación. Se apresuró en anunciar las nuevas restricciones de viaje el viernes, después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificara a ómicron de “variante preocupante”, una señal de que la Casa Blanca se estaba tomando en serio la nueva variante identificada por primera vez por los científicos en Sudáfrica.

Preocupación mundial por variante ómicron del coronavirus 1:51

Sin embargo, las prohibiciones de viaje por sí solas pueden ofrecer poco consuelo a los estadounidenses, dado el debate generalizado entre los funcionarios de salud pública sobre su eficacia.

¿Qué podemos hacer contra la variante ómicron? Estas son las medidas de prevención efectivas

El gobierno de Biden frente a la variante ómicron

La ansiedad por esta nueva amenaza de covid-19 es particularmente alta después de una semana de grandes viajes y de unas vacaciones por el Día de Acción de Gracias que ofrecieron una fugaz sensación de que el país volvía a la normalidad. El miércoles anterior al Día de Acción de Gracias, los estadounidenses establecieron un nuevo récord de viajes aéreos en la era de la pandemia. La Administración de Seguridad en el Transporte informó de que solo ese día pasaron 2,3 millones de pasajeros por los aeropuertos.

Las autoridades sanitarias de Canadá confirmaron el domingo los dos primeros casos de la variante ómicron en Ottawa. Alemania y el Reino Unido también han confirmado casos dentro de sus fronteras, y el domingo las autoridades británicas anunciaron que será obligatorio usar mascarilla en las tiendas y en el transporte público, mientras que todos los viajeros que regresen al Reino Unido deberán someterse a la prueba PCR para detectar el covid-19.

Los científicos están especialmente preocupados por el hecho de que ómicron tenga más de 30 mutaciones en una parte del virus llamada proteína de espícula, una estructura que el coronavirus utiliza para entrar en las células que ataca, lo que hace temer que pueda eludir las protecciones que ofrecen las vacunas actualmente disponibles en Estados Unidos.

Mutaciones en la proteína de la espícula: la razón por la que la variante ómicron preocupa a los científicos

Temores por variante ómicron hacen que Israel cierre sus fronteras 1:59

La incertidumbre en torno a la nueva variante ha supuesto un nuevo revés para Biden y para el Congreso de Estados Unidos, controlado por los demócratas, dado que su éxito político en las elecciones del próximo año dependerá en parte de que demuestren que han sacado a la nación de la pandemia. Los números de Biden en las encuestas se han desplomado en medio de la preocupación por la economía, el aumento de la inflación y la crisis de la cadena de suministro, pero la erosión de la confianza entre los estadounidenses sobre su gestión del covid-19 ha sido particularmente notable, dado que antes era el área en la que los votantes le daban las mejores calificaciones.

Mientras intenta restaurar la fe en el manejo del covid-19 por parte de su gobierno, el mayor desafío de Biden puede ser la obstinada resistencia entre los aproximadamente 60 millones de adultos estadounidenses que siguen sin vacunarse y la polarización política en torno a las herramientas a su disposición, incluyendo la mascarilla y los mandatos de vacunación.

Los funcionarios de salud pública expresaron el domingo una nueva urgencia sobre la necesidad de que los estadounidenses no vacunados se vacunen, y de que los que reúnen los requisitos para las vacunas de refuerzo se las pongan. El Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del país, ha advertido que ómicron podría estar ya presente en Estados Unidos. En el programa “Meet The Press” de la NBC el domingo, Fauci calificó la amenaza de la nueva variante como “un toque de atención” para que el país “deje de lado todas estas diferencias que tenemos y que si no están vacunados, se vacunen; si están totalmente vacunados, se pongan la dosis de refuezo; y que los niños se vacunen”.

El Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud, reconoció que muchos estadounidenses se sienten agotados con las estrategias de mitigación de la pandemia, como el uso de mascarilla y el distanciamiento físico, pero dijo que era el momento de redoblar esos esfuerzos y evitar la complacencia ante la nueva amenaza.

Ómicron: primeras medidas por la nueva variante de covid-19 3:14

“Tenemos que utilizar todo tipo de herramientas en nuestra caja de herramientas para evitar que (ómicron) llegue a una situación que empeore esto”, dijo a Dana Bash de CNN en “State of the Union” el domingo, añadiendo que los funcionarios están trabajando con los fabricantes de vacunas para tratar de evaluar su eficacia contra la nueva cepa. “No hay razón para el pánico. Pero es una gran razón para ir a recibir una tercera dosis”.

Quedan muchas preguntas sin respuesta

El Dr. Paul Burton, director médico de Moderna, dijo el domingo que los estadounidenses deberían prepararse para varias semanas de incertidumbre mientras los científicos y los fabricantes de vacunas investigan la transmisibilidad de la nueva variante, el nivel de enfermedad que provoca y si los anticuerpos producidos en respuesta a las vacunas actuales serán eficaces para frustrarla.

Moderna está explorando la posibilidad de un refuerzo de la vacuna específicamente para ómicron en caso de que sea necesario, dijo Burton.

“Se trata de un virus que ahora tiene al menos 50 mutaciones, muchas de las cuales abarcan las anteriores variantes de interés, alfa, beta, gamma y delta. Al menos 30 mutaciones sólo en la proteína de espícula que sabemos que conducen a la evasión inmunológica y al escape, y también a una mayor replicación”, dijo Burton en “Newsroom”, de CNN. “Esta es una nueva dificultad que se ha lanzado en la lucha contra el covid-19”.

El Dr. Ashish Jha, decano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Brown, ha advertido que los datos sobre la transmisibilidad de la nueva variante parecen “preocupantes” hasta ahora, en parte porque ha despegado rápidamente en Sudáfrica. En un artículo publicado este fin de semana en The New York Times, advirtió que no hay tiempo que perder, porque si “resulta ser tan contagiosa e inmunoevasiva como a muchos expertos les preocupa, esperar hasta conocer todos los datos nos dejará irremediablemente muy atrás”.

Medidas efectivas contra cualquier variante, según médico 1:30

En una entrevista en el programa “Inside Politics” de CNN el domingo, explicó que “vemos todas estas mutaciones en la proteína de espícula en áreas a las que se dirigen nuestras vacunas y nuestro sistema inmunitario, y eso hace que muchos nos preocupemos por la evasión inmunitaria. No creemos que nuestras vacunas vayan a quedar inutilizadas, pero, al mismo tiempo, no sabemos cuánto van a sufrir las vacunas”, dijo.

Jha argumentó que el efecto de la restricción de viajes a los ciudadanos extranjeros de los ocho países africanos sería “modesto en el mejor de los casos” e instó a la administración de Biden a aumentar la vigilancia genómica, a trabajar con los fabricantes de vacunas para crear vacunas específicas para ómicron y a impulsar un esfuerzo más sólido para vacunar a más personas en África.

La Dra. Leana Wen, analista médica de CNN y ex comisionada de salud de Baltimore, dijo que creía que las restricciones de viaje para los ocho países eran necesarias, pero añadió que la administración Biden debería ir aún más lejos poniendo en cuarentena y volviendo a examinar a todos los viajeros internacionales. Añadió que, dado que EE.UU. permite a los residentes permanentes y a los ciudadanos estadounidenses regresar de los países africanos afectados por las restricciones, también se les debería exigir que se sometieran a nuevas pruebas y a la cuarentena para evitar la propagación de la variante.

“De lo contrario, hay demasiadas lagunas y no estamos cumpliendo nuestro objetivo, que es contener ómicron e intentar evitar que llegue a este país, reconociendo que puede estar ya en Estados Unidos”, dijo.

Algunas de las críticas más agudas a las prohibiciones de viaje aplicadas por EE.UU. y otros países vinieron el domingo del presidente sudafricano Cyril Ramaphosa.

“Estas restricciones son completamente injustificadas y discriminan injustamente a nuestro país y a nuestros países hermanos del sur de África”, dijo Ramaphosa en un discurso el domingo. “La prohibición de viajar no está basada en la ciencia, ni será efectiva para prevenir la propagación de esta variante. Lo único que hará la prohibición de viajar es dañar aún más las economías de los países afectados y socavar su capacidad de respuesta y también de recuperación de la pandemia”.

Biden tendrá que responder a esas críticas y a si hay medidas más eficaces que pueda adoptar contra la nueva variante cuando se enfrente a una nación que busca respuestas.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Skip to content