Skip to Content

La manera en la que el fabricante de Cheerios y Häagen-Dazs enfrenta los actuales problemas en la cadena de suministro

Alejandra Ramos Barreda

Nueva York (CNN Business) — La cadena de suministro global lucha bajo el peso de una serie de interrupciones, incluyendo la escasez de conductores de camiones y otros trabajadores, así como la congestión masiva de los puertos.

Los problemas obligan a las empresas grandes y pequeñas a repensar lo que deben hacer para mantener funcionando las fábricas. Como otros, General Mills —que fabrica cereales Cheerios, sopas Progresso, helados Häagen-Dazs y más— ha tenido que ser creativo.

No será tan sencillo conseguir una buena oferta esta temporada. La culpa la tiene la cadena de suministro

Con alrededor de 20 fábricas en Norteamérica, el fabricante de bienes de consumo está acostumbrado a los problemas de la cadena de suministro. Antes de la pandemia, la compañía vio alrededor de 50 problemas al mes, como retrasos en los ingredientes o en el empaque, que interrumpieron las operaciones en sus instalaciones de EE.UU., dijo Jon Nudi, presidente de comercio minorista de Norteamérica en General Mills, en una entrevista a principios de este mes.

Pero últimamente, ese número ha sido mucho mayor. Debido a esos problemas generalizados en la cadena de suministro, en lugar de los 50 habituales, últimamente ha habido entre 500 y 600 interrupciones por mes en promedio.

“Me he desempeñado en esto durante mucho tiempo, casi 30 años, y puedo decirles que definitivamente es el entorno de cadena de suministro más desafiante y dinámico que he visto en mi carrera”, afirmó Nudi.

Crisis en cadena de suministro afecta a ventas en línea 1:09

Un equipo de expertos apaga incendios

General Mills no recibe advertencias cuando algo se retrasa, según Nudi. A veces eso significa que “tenemos que cerrar nuestras líneas hasta que obtengamos los ingredientes que necesitamos”, dijo.

Para tratar de asegurarse de que General Mills pueda fabricar sus productos a pesar de la escasez o los retrasos, la empresa ha establecido una “torre de control diario” donde los expertos en la cadena de suministro y otros empleados se reúnen para tratar de solucionar los problemas a medida que surgen.

El estrés de la cadena de suministro se intensifica y no muestra signos de desvanecimiento, dice Moody’s Analytics

A veces, es bastante fácil hacer ajustes, como si una fábrica se quedara sin un ingrediente que está almacenado en otra parte del sistema.

“Si [la gente de la torre de control] se entera de que a nuestra planta en Covington, Georgia le falta un ingrediente, lo que podrían hacer es mirar al resto de nuestra red y decir: ‘Oye, tenemos otra planta en Cedar Rapids, Iowa que tiene más de este ingrediente de lo que necesitan'”, explicó Nudi. “Así que montaremos un camión y nos apresuraremos a entrar en esa instalación”. En ese caso, la planta de Covington podría volver a estar en funcionamiento después de un día.

Pero a veces hay problemas más complejos, como cuando los ingredientes escasean en toda la industria, y no solo en una instalación.

Para ayudar a abordar estos problemas, la compañía ha estado trabajando para agregar más proveedores, un proceso que es “mucho más complicado de lo que se podría pensar”, según Nudi. “Tenemos que entender realmente cuál es el impacto en el producto”, indicó. “En algunos casos, el etiquetado podría verse afectado”, en otros, “la forma en que los productos se crean en una línea podría cambiar debido a un ligero cambio en los ingredientes”.

Líderes empresariales esperan que los problemas de la cadena de suministro continúen durante 2022

El abastecimiento de ingredientes y materiales de empaque es un problema. Otro es que la cantidad de personal es un desafío a lo largo de varios nodos de la cadena, desde los centros de distribución hasta las empresas de transporte que emplean a conductores de camiones.

Por eso, incluso si “hacemos todo bien —hacemos un producto, lo llevamos a nuestro centro de distribución, lo enviamos— seguimos teniendo problemas”, dijo Nudi. Un camión con productos de General Mills puede llegar al centro de distribución para un minorista de alimentos, solo para descubrir que el centro no tiene suficiente personal para descargar el camión, dijo Nudi. “Como resultado, el camión es rechazado”.

Los problemas no están causando cortes masivos como algunos compradores vieron al comienzo de la pandemia, cuando el miedo y la incertidumbre provocaron compras de pánico.

“Generalmente, tenemos suficientes Cheerios, tenemos suficientes postres Betty Crocker, para satisfacer la demanda”, destacó Nudi. Pero, señaló, “pueden haber algunas interrupciones puntuales”.

EE.UU. necesita 80.000 camioneros. Aquí los detalles 0:56

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Skip to content